PADRES E HIJOS: ¿EQUIPO O RIVALES? (Mar Rovira)


La sirena se deja oír por todo el colegio. De los diferentes barracones emergen grupos de chavales hiperactivos, disparados como caballos desbocados. El campo de fútbol es el primero en llenarse. Con la misma rapidez con la que teclean en sus tablets, los alumnos organizan los equipos y se disponen a jugarse la Champions. Al fondo, dos imberbes larguiruchos se escabullen, abatidos, en una esquina.

– José, ¿qué tal el partido?

– ¡Puff! Vaya mierda. Perdimos contra unos paquetes. Y encima me llevé una bronca del entrenador que no veas. Creo que la semana que viene a chupar banquillo.

José, alicaído, no le cuenta a su amigo lo mal que se siente. En el fondo se siente agobiado por sus padres, por cómo viven su deporte, su única vía de escape. Le gustaría gritar a los cuatro vientos que ya está bien, que le dejen en paz, que él sólo quiere jugar a fútbol.

;Pensativo, le da un mordisco a su bocadillo y se imagina a sí mismo dirigiéndose a sus padres con paso decidido, portando un cartel en sus manos que dice lo siguiente:

CARTEL 1

Papá: hoy “no vamos a jugar”. El que juega soy yo. Hoy “voy a jugar” y tu vas a animarme.

CARTEL 2

Papá: ¿has conseguido tus sueños? Espero que sí, porque el fútbol es mi sueño, no el tuyo.

CARTEL 3

Papá: si te quejas de que el partido es muy pronto, es muy lejos o te hace perder tu partido de pádel, me haces sentir culpable. Sé el esfuerzo que haces y te lo agradezco. Diviértete y disfruta de la misma manera que lo hago yo.

CARTEL 4

Papá: yo ya tengo entrenador. Y mi entrenador mola aunque a veces me enfade con él. Tu eres mi padre y molas… como padre.

CARTEL 5

Papá: cuando pierdo necesito que me animes, que te sientas orgulloso de mí, no que me machaques y me digas lo que he hecho mal.

CARTEL 6

Papá: yo no insulto a mis rivales ni doy patadones. Tu tampoco lo hagas, me avergüenzas.

CARTEL 7

Papá: me gusta el fútbol, pero no es necesario que estés todo el día hablando de ello. Hay veces que me gusta hacer otras cosas y eso no quiere decir que no esté enchufado.

CARTEL 8

Papá: yo te quiero mucho. Y tú a mí. ¿Nos ayudamos?

Fuente: http://marrovira.wordpress.com/2013/09/14/padres-e-hijos-equipo-o-rivales/

Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s